Glicemia vs Desayuno sano

Mayret Barreto / @mayretbarreto / mayretbarreto@gmail.com

La glicemia en el ser humano varía según de lo que come en el desayuno, pues es la comida principal con el nutriente primario de una buena alimentación.

        Cada organismo reacciona diferente a las variaciones del entorno, la comida, la crianza y la forma en que nos enseñan a comer desde niños es de mucha importancia para lograr ser adultos sanos.

        En ciertas poblaciones de Latinoamérica, predominan la comida chatarra con alto índice de harinas y grasas, comida ideal para cultivar la obesidad o el sobrepeso en la población.

        El niño obeso es sin duda un adulto obeso, al menos que en el camino se encuentre la forma de educarse y de cambiar su manera de alimentarse; es importante destacar el valor saludable que produce un buen desayuno que es la parte primordial de la alimentación, para un buen desarrollo psicológico, físico y cultural.

        Un buen desayuno con un balance correcto no debería causar problemas de metabolismo, ni hormonas, ni aumentar de peso, al menos que se tenga un problema genético de mala absorción o sobre alimentación, por consiguiente el aumento de peso produce enfermedades en especial en personas que no hacen ejercicios, en estos casos el problema se agrava porque no hay forma de quemar el exceso de azúcar y calorías consumidas. Probar una alimentación balanceada permite un buen peso corporal.

        El  ser humano necesita materiales para construir o reparar su propio organismo, energía para hacerlo funcionar, y reguladores que controlen ese proceso, mediante los cuales nuestro organismo incorpora, transforma y utiliza los nutrientes contenidos en los alimentos para mantenerse vivo y tener un debido funcionamiento.

        Se puede decir que el organismo vive de carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales, los cuales deben ser digeridos para luego ser procesados, entonces  la digestión transforma los carbohidratos en glucosa, las grasas en ácidos  grasos y las proteínas en aminoácidos.

Entonces es hora de entender como procesa el organismo los azúcares:

        El metabolismo incluye los procesos de síntesis y degradación que tienen lugar en el ser vivo, entonces la reserva de azúcar es procedente de los almidones o féculas, el azúcar  como sacarosa y la lactosa de la leche, al absorberlo el cuerpo humano se almacena en el hígado o en el musculo como glucógeno; el musculo aprovecha al glucógeno para convertirlo en energía, en el caso de que se haga ejercicio, pero cuando no hay ejercicio se crea un exceso de azúcares el cuerpo lo almacena en forma de grasa. Debido  esto se producen enfermedades como la diabetes, colesterol alto entre otros.

        La glicemia es el nivel de azúcar en sangre, para el ser humano medible mediante la muestra de sangre capilar o venosa, la glicemia modifica su nivel ó valor dependiendo de lo que come la persona, carbohidratos (glúcidos y grasas), y proteínas, el organismo los degradas de diferente forma, para nutrir ó exceder de el consumo produciendo exceso de calorías.

Alimentos portadores de azucares:

        Esta azúcar en la sangre llamada glucosa entra en el cuerpo, por la comida que se consume como los carbohidratos y las grasas estas pueden ser: alimentos que contienen mucha harina de trigo como el pan, la pasta, entre otros, además de alimentos con alto contenido graso como las frituras y las chucherías; estos alimentos son controlados metabólicamente por varias hormonas corporales.

Hormona niveladora de la Glucosa:

        La primera hormona es la insulina, que se genera en el páncreas en los islotes de este órgano-glandular, el cuerpo la utiliza para mantener estable el nivel de glucosa en sangre, ella hace que las células admitan la azúcar que les llega con la sangre, a su vez controla el uso de la glucosa que NO puede ser almacenada en las células grasas provoca el aumento de peso y hace que engordemos; además la insulina controla la parte del cerebro llamada serotonina que es la responsable de emitir la sensación de llenura.

Función del Páncreas:

        El funcionamiento normal sería cuando baja el nivel de azúcar en sangre, y la glucosa pasa a la sangre, dándole la orden al páncreas para que produzca la cantidad necesaria de insulina, para que la glucosa pase a las células de esta manera el nivel de insulina debe ir disminuyendo y va aumentando el nivel de serotonina para que aparezca la sensación de llenura y de comer.

        Cuando este mecanismo se daña, el páncreas suelta una cantidad excesiva de insulina, lo que lleva a una exagerada absorción de la azúcar, pero como no toda se puede absorber lo demás se almacena en el cuerpo en forma de grasa, esto hace que disminuya bruscamente el nivel de glucosa, produce hipoglucemia que hace que al poco tiempo vuelvas a sentir hambre.

10 tipos de desayunos sanos:

  1. Leche descremada (liquida), cereal integral con una cucharadita de miel y frutas en rodajitas.
  2. Sandwich de pan integral con jamón y queso, tomate y lechuga, una fruta con cascara (manzana, pera, durazno, mango) y un vaso de leche descremada.
  3. Cachapa natural (también conocida como arepa de choclo o chorreada de maíz) sin azúcar con margarina de dieta, queso, una fruta con cascara y un vaso de leche descremada.
  4. Cachito o media luna integral con jamón y queso, un vaso de jugo de naranja natural y un vasito de gelatina.
  5. Yogurt descremado con cereal preferiblemente integral, una fruta con cascara y un paquete de galletitas integrales
  6. Huevos revueltos ó enteros, con jamón y queso a la plancha, 2 tostadas de pan integral con mermelada baja en azúcar y un vaso de jugo de natural.
  7. Avena en hojuelas con leche descremada, miel y canela, una fruta con cascara.
  8. Una arepa con afrecho y queso amarillo ó blanco, un vaso de leche descremada y una fruta con cascara.
  9. Empanada horneada con queso y maíz ó de pollo, ó de carne, un vaso de leche ó jugo.
  10. Un rollo de pan pita con jamón y queso, un vaso de leche ó jugo y una fruta con cascara.
(Visited 40 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *